Fivecomm ha desarrollado, junto con Vodafone, Intel y Altran, un robot conectado por 5G para asegurar que se cumplen con las normativas de seguridad para la prevención del COVID-19.

El robot diseñado en este proyecto esta conectado a la red 5G de Vodafone y es capaz de circular por entornos cerrados con presencia de personas. Su finalidad es analizar si estas personas llevan las mascarillas correctamente colocadas y tomar la temperatura corporal. Para conseguir esto, se ha diseñado un vehículo autónomo que lleva incorporado un sensor de imágenes que permite, mediante reconocimiento facial, identificar personas que no llevan puesta la mascarilla, así como una cámara térmica que detecta a aquellas con temperatura corporal más alta de lo habitual.

Gracias a la tecnología 5G, esos datos son enviados a una inteligencia de control centralizada mediante tecnología ‘Edge Computing’, donde son procesados y se generan las alarmas pertinentes. Estas alarmas son tratadas en un punto de control remoto que las gestiona mediante una serie de acciones que funcionan sobre la red 5G, lo que permite, por ejemplo, que el robot pueda conversar con la persona identificada en tiempo real. Esto es posible gracias al escenario de baja latencia y alto rendimiento de la red 5G, que permite también una conducción remota del robot desde el punto de control para acercarlo a aquellas personas con las que se quiera interactuar de forma más próxima.

En este proyecto Fivecomm ha proporcionado su solución de conducción remota sobre un robot móvil al que ha integrado en la red 5G de Vodafone, quien ha aportado toda la infraestructura de conectividad de red. Por su parte, Altran ha integrado el reconocimiento facial y medición de temperatura, e Intel ha aportado su herramienta OpenVINO en la que están basados los algoritmos específicos de visión artificial y en cuyos procesadores Intel Xeon SP se ejecutan los algoritmos para analizar la presencia de mascarillas y la temperatura de los peatones en tiempo real.